a-call-to-spy-critica

A Call To Spy es una película del 2019 basada en hechos reales, en específico de la vida de tres mujeres que trabajaron como espías en la Segunda Guerra Mundial: Virginia Hall, Noor Inayat Khan, y Vera Atkins.

La trama nos adentra en ese punto clave en la historia donde el mundo estaba en caos ante el avance de las fuerzas armadas nazis. En ese momento en donde Inglaterra toma como medida de desesperación reclutar a civiles como espías. La idea era tener a tanta gente como fuera posible sirviendo en defensa de la soberanía inglesa, aún si esto implicara el reclutamiento de mujeres (aspecto que en esos años era impensable).

De hecho la cinta nos retrata la lucha de estas tres mujeres por sobresalir ante la incredulidad de sus superiores.

Vera Atkins como la encargada de reclutar a los prospectos. Virginia Hall una joven americana con el sueño truncado de ser embajadora debido a que fue rechazada por un problema físico, y Noor Inayat Khan una mujer musulmana pacifista que quería destacar para ser de las primeras personas de su cultura en destacar por su contribución al bienestar de la humanidad.

De esta manera estas mujeres se aventuran en la misión de sus vidas y se infiltran como espías en Francia y sabotear las operaciones Nazis.

A Call To Spy fue escrita, producida y actuada por Sarah Megan Thomas, la actriz que interpreta el papel de Virginia Hall.

A Call To Spy es de esas películas que nos mantiene al filo del asiento de principio a fin y que nos muestran ese lado B de la historia que nos ayuda conocer nuestro pasado y comprender mejor nuestro presente. 

*Actualmente disponible en Netflix. 

Virginia Hall 

(6 de abril de 1906 - 8 de julio de 1982)

Noor Inayat Khan

(2 de enero de 1914-13 de septiembre de 1944)

Vera Atkins

(16 de junio, 1908 -24 de junio, 2000)